Peregrinos del absoluto

La experiencia mística

Rafael Narbona

Datos técnicos

ISBN:978-84-17786-10-6 · PVP: 19,95€ papel
ISBN digital:978-84-17786-19-9 · PVP: 11,99PROMO: 5,99€ eBook
Dimensiones:14×21 cm, rústica con solapas, 208 páginas
Género:Ensayo
Thema:QDH, QRVK
Palabras clave:filosofía, mística, literatura, pensamiento
Fecha de publicación:6 de octubre de 2020

Sinopsis

La mística parece un asunto del pasado, pero sigue ejerciendo una poderosa fascinación. Juan de la Cruz, Blake y Simone Weil suscitan admiración y asombro, pues su experiencia vital excede los límites establecidos por el pensamiento científico. Sus vivencias místicas podrían ser despachadas como simples fantasías o embustes, pero lo cierto es que transformaron sus vidas, actuando como punto de partida de una existencia particularmente fructífera. De orígenes judíos y escéptica en materia religiosa, Edith Stein decide convertirse al catolicismo tras una lectura febril del Libro de la vida de Teresa de Jesús. “Quién busca la verdad”, escribe Stein, “busca a Dios, sea o no consciente de ello”. No obstante, no todos los místicos creen en Dios. Bataille describe la experiencia religiosa como un éxtasis donde trascendemos nuestra dimensión individual, sumergiéndonos en la corriente del ser. Nihilista furibundo, Cioran exalta la Nada como liberación mística de una conciencia atormentada por el sentimiento de finitud. El místico siempre es un artista, un creador. Su voz nos permite ir más allá, revelándonos continentes que la razón no puede atisbar.

Índice

Prólogo. Por Javier Gomá Lanzón

Introducción. La llama mística

Teresa de Jesús. Mística de la felicidad

Juan de la Cruz. Mística del desamparo

Blaise Pascal. Mística del corazón

William Blake. Mística de la imaginación

Søren Kierkegaard. Mística de la libertad

Miguel de Unamuno. Mística de la duda.

Rainer María Rilke. Mística de la noche

Georges Bataille. Mística de la transgresión

Simone Weil. Mística del amor fati

Emile M. Cioran. Mística de la nada

Etty Hillesum. Mística de la alegría

Thomas Merton. Mística del rostro